Cargando



Faltan medicinas para el cáncer, pero proponen iluminar edificios



Viernes 09 de Febrero de 2024 7:26 am

+ -


Ante la escasez de medicamentos y atención eficiente para los menores con cáncer en la entidad, los diputados de Morena propusieron que se iluminen edificios y monumentos con luz de color dorada.

Lo anterior, durante la sesión ordinaria del día de ayer en el Congreso del Estado, donde el planteamiento aprobado por el bloque oficialista provocó el enojo y la indignación de los opositores.

Fue la diputada morenista Glenda Ochoa quien propuso iluminar las sedes oficiales con motivo del Día Internacional de la Lucha contra el Cáncer Infantil, mismo que se conmemora el 15 de febrero.

Esgrimió que la anterior es una invitación de la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer en Colima, misma que atiende a 58 menores en la entidad, “es dicha organización la que pide esta acción, para sensibilizar”.

Ante dicha iniciativa, el coordinador de los diputados del PAN, Crispín Guerra Cárdenas, consideró incongruente que como partido en el poder, diputados de Morena quieran disfrazar un problema real, “pensando que van a detener la mortalidad encendiendo unas luces de color”.

Añadió que en su Informe ante el Poder Legislativo, el titular de la CDHEC expuso casos reales de personas que han perdido la vida por el colapso del sistema de salud. Citó el caso de una mujer que no recibió medicamentos contra el cáncer.

Mencionó que este gobierno ha negado la atención a niños con cáncer y no escucha a los padres de esos menores, “pero hoy traen la magnífica solución de prender unas luces para hacer conciencia”.

“A ver cuántas vidas van a salvar prendiendo una luz, mejor apáguenlas y con lo que se ahorran de luz compren medicina para la gente con cáncer”, enfatizó el legislador blanquiazul.

Por su parte, el diputado de Movimiento Ciudadano, Jesús Dueñas García, dijo entender que la instrucción de los diputados de Morena es defender el desastre que en materia de salud existe en el estado de Colima.

Afirmó que recientemente recibió un mensaje de un trabajador del Instituto Estatal de Cancerología, “en el que me dice que no cuentan con refrigerador para almacenar los medicamentos, lo hacen en un frigobar y en el refrigerador del comedor”.

Mario Alberto SOLÍS ESPINOSA



865 Vistas