Cargando



?>

Putin clama venganza y afirma que los detenidos por el atentado de Moscú intentaron huir a Ucrania



Foto Internet

Sábado 23 de Marzo de 2024 4:14 pm

+ -

El mandatario ruso prometió que todos los responsables del atentado, que dejó más de 100 muertos, serán “castigados”


El presidente ruso, Vladimir Putin, afirmó que los detenidos por el atentado de Moscú, que dejó más de 100 muertos, intentaron huir a Ucrania. Además, clamó venganza y declaró el domingo día de luto nacional.

“Los cuatro autores directos del ataque terrorista, todos los que dispararon y mataron a personas, fueron encontrados y detenidos. Intentaron esconderse y se dirigieron hacia Ucrania, donde, según datos preliminares, les habían preparado una parte en el lado ucraniano para cruzar la frontera estatal. Un total de 11 personas fueron detenidas.

"El Servicio Federal de Seguridad de Rusia y otros organismos encargados de hacer cumplir la ley están trabajando para identificar y descubrir toda la base cómplice de los terroristas: quiénes les proporcionaron transporte, delinearon rutas de escape de la escena del crimen, prepararon escondites, escondites de armas y municiones".

El líder ruso calificó el atentado como un "acto terrorista salvaje" y prometió que todos los responsables del atentado serán "castigados". También pidió la cooperación a otros países en lucha antiterrorista.

"Todos los autores, organizadores y los que encargaron este crimen recibirán un merecido e inevitable castigo, sean quienes sean e independientemente de que los hayan enviado", dijo Putin en una alocución televisiva.

"Los organismos de investigación y aplicación de la ley harán todo lo posible para establecer todos los detalles del crimen. Pero ya es obvio que nos enfrentamos no sólo a un ataque terrorista cuidadosamente planeado y cínicamente, sino a un asesinato en masa preparado y organizado de personas pacíficas e indefensas.

"Los delincuentes, con calma y determinación, se propusieron matar, disparar a quemarropa a nuestros ciudadanos, a nuestros niños. Al igual que los nazis alguna vez llevaron a cabo masacres en los territorios ocupados, decidieron montar una ejecución espectáculo, un acto sangriento de intimidación.

"Todos los perpetradores, organizadores y clientes de este crimen sufrirán un castigo justo e inevitable. Quienes sean, quien los guíe. Repito, identificaremos y castigaremos a todos los que respaldan a los terroristas, que prepararon esta atrocidad, este ataque contra Rusia, contra nuestro pueblo.

"Sabemos cuál es la amenaza del terrorismo. Contamos aquí con la interacción con todos los Estados que comparten sinceramente nuestro dolor y están dispuestos en la práctica a unir realmente fuerzas en la lucha contra un enemigo común: el terrorismo internacional con todas sus manifestaciones.

"Terroristas, asesinos, no humanos que no tienen ni pueden tener una nacionalidad se enfrentan a un destino poco envidiable: la retribución y el olvido. No tienen futuro. Nuestro deber común ahora: nuestros camaradas en el frente, todos los ciudadanos del país, es estar juntos en una sola formación. Creo que así será.

"Nuestros enemigos no nos dividirán", también declaró.

En su discurso a la nación, Putin declaró que el domingo 24 de marzo será día de luto nacional.

Detienen a 11 personas, incluidos cuatro atacantes

El Kremlin anunció el sábado que detuvo a 11 personas, entre ellas "cuatro" atacantes, al día siguiente del atentado que dejó al menos 115 muertos en una sala de conciertos en Moscú, reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

El director de los servicios de seguridad rusos (FSB) "informó" al presidente Putin de la "detención de 11 personas, entre ellas los cuatro terroristas directamente implicados en el atentado", indicó la presidencia rusa en un comunicado.

Las cuatro personas fueron detenidas en la región de Briansk, en la frontera con Ucrania y Bielorrusia, precisó el Comité de Investigación ruso, competente en este tipo de crímenes.

El atentado se cometió el viernes antes de un recital del grupo de rock ruso Piknik, en una sala de conciertos del Crocus City Hall, en Krasnogorsk, un suburbio del noroeste de Moscú.

El FSB afirmó que los sospechosos tenían "contactos" en Ucrania, confrontada desde 2022 a una intervención militar rusa, y planeaban huir a este país tras el ataque, el más mortal desde mediados de los 2000 y que fue condenado por la comunidad internacional.

Las autoridades rusas no ofrecieron ninguna prueba de este supuesto vínculo ni dieron detalles sobre su naturaleza.

Ucrania desmiente la acusación rusa

El asesor presidencial ucraniano, Mijaílo Podoliak, desmintió la acusación de Rusia y escribió en la red social X que "las versiones de los servicios especiales rusos sobre Ucrania son absolutamente insostenibles y absurdas".

El grupo yihadista EI, que Rusia combate en Siria y que está activo en el Cáucaso ruso, asumió el viernes la autoría del atentado y precisó que su comando había regresado "sano y salvo a su base".

No es la primera vez que el EI golpea el país.

El balance de muertos subió el sábado a 115 muertos, aunque se espera que "aumente", según el Comité de Investigación ruso. El Ministerio de Situaciones de Emergencias informó por su lado que un centenar de personas siguen hospitalizadas.

Según los primeros elementos de la investigación, las personas murieron por "heridas de bala" y por inhalar humo del incendio que estalló tras el tiroteo, indicó el Comité.

Los atacantes, precisaron los investigadores, usaron "armas automáticas" e incendiaron el edificio con un "líquido inflamable".

Agencia



895 Vistas