Cargando



Así fue la llegada de Jorge Glas, exvicepresidente ecuatoriano, a la prisión de máxima seguridad La Roca



Foto Internet

Sábado 06 de Abril de 2024 7:10 pm

+ -

Para detener a Glas, la Policía ecuatoriana irrumpió e ingresó a la fuerza en la sede diplomática de México en Quito, a lo que sucedió el rompimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países


Jorge Glas, el exvicepresidente de Ecuador durante parte del mandato presidencial de Rafael Correa, fue trasladado este sábado a la cárcel de máxima seguridad La Roca, en Guayaquil, tras haber sido detenido en la noche del viernes dentro de la Embajada de México, donde había recibido asilo político, en un hecho que llevó al Gobierno mexicano a romper relaciones diplomáticas con el país andino.

A primera hora de este sábado, Glas salió en un vehículo blindado y bajo un fuerte dispositivo de seguridad hacia el aeropuerto de Quito, donde fue embarcado en una aeronave rumbo a Guayaquil, donde se encuentra la cárcel de máxima seguridad en donde continuará su condena.

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (Snai) fue quien confirmó que el exfuncionario sería llevado al Centro de Privación de Libertad (CPL) Guayas #3.

Creada en 2008, según medios locales, este centro carcelario de máxima seguridad era para reos de alta peligrosidad, pero ahora se usa para acusados de los delitos de corrupción. A Glas se le acusa de presunto peculado (malversación) en el caso ‘Reconstrucción’ de la provincia costera de Manabí, luego del fuerte terremoto ocurrido en 2016.

Al momento del traslado de Glas a La Roca, agentes de policía vigilaron el operativo.

Ahora, el ex presidente deberá terminar de cumplir una condena de ocho años de cárcel, luego de que la Justicia ecuatoriana no le concediese el beneficio de la prelibertad tras haber aglutinado en una sola las condenas por cohecho y asociación ilícita que tiene en firme, de ocho y seis años de cárcel, respectivamente.

Glas también había recibido una tercera condena de ocho años de cárcel por el delito de peculado en el caso ‘Singue’, referente a la negociación de unos contratos para la adjudicación de un yacimiento petrolero, pero este fallo fue posteriormente anulado.

Agencia



1055 Vistas