Cargando



?>

¿Y si lo encuentro yo, qué?



Imagen Diario de Colima

Día de las Madres

Viernes 10 de Mayo de 2024 7:10 am

+ -

En los últimos 17 años se han registrado 11 asesinatos de madres buscadoras; desde 2007 se han encontrado más de 5 mil fosas clandestinas; más de 114 mil personas están desaparecidas; Jalisco, Tamaulipas y el Estado de México son los estados con mayor número de desapariciones


El reto constante de las Madres Buscadoras en México es enfrentar desafíos y riesgos significativos en su misión diaria de encontrar a sus desaparecidos. En un país donde la guerra contra el narcotráfico y el crimen organizado ha dado lugar a la proliferación de fosas clandestinas y donde las desapariciones se cuentan por miles, estas mujeres se convierten en investigadoras, rastreadoras y, a menudo, activistas para obtener respuestas que el sistema les niega.

La violencia y la inseguridad son amenazas constantes para estas madres. Con el hallazgo de 5 mil 698 fosas clandestinas desde 2007 hasta abril de 2023, el riesgo físico que enfrentan en sus búsquedas es real. A esto se suma la falta de apoyo de las instituciones de seguridad y justicia y, en algunos casos, la hostilidad de las autoridades o de los gobernantes de alto nivel que no hacen más que demeritar el trabajo que realizan al politizar los casos de los desaparecidos. Además, la violencia de los cárteles y la complicidad de algunos funcionarios hacen que cualquier expedición de búsqueda sea potencialmente letal.


En los últimos 17 años se han registrado 11 asesinatos de madres buscadoras de desaparecidos en todo el país; 10 de esos asesinatos han sido en el actual sexenio: cinco madres fueron asesinadas en 2022 y otras tres en 2023. Los casos como el de Lorenza Cano, desaparecida el 15 de enero de este año, y el asesinato de Angelita Meraz León, el 10 de febrero, subrayan la falta de compromiso de las autoridades para protegerlas.

Las madres buscadoras también se enfrentan a un sistema judicial lento y, a menudo, indiferente. Muchas han perdido la fe en las autoridades y han decidido buscar a sus seres queridos por su cuenta, incluso si eso significa arriesgar su propia vida. Desde el año 2007 hasta el 29 de febrero de 2024, más de 310 mil personas han sido reportadas como desaparecidas, con solo 195 mil 812 localizadas. El resto permanece en el limbo de la incertidumbre.

El apoyo que estas madres necesitan va más allá del ámbito emocional; requieren recursos para continuar sus búsquedas y protección para evitar ser víctimas de represalias. El hecho de que más de 114 mil personas sigan desaparecidas (aunque un nuevo censo del Gobierno Federal sostiene que solo se trata de 12 mil víctimas), refleja la magnitud del problema y la escasa respuesta gubernamental para resolverlo. Las madres buscadoras, en lugar de contar con respaldo, a menudo se enfrentan al rechazo y a la invisibilidad, lo que solo refuerza su determinación de buscar justicia.

En cuanto a quiénes son las personas más propensas a desaparecer, las cifras muestran que las mujeres entre 14 y 19 años y los hombres entre 19 y 34 años son los grupos más vulnerables. Jalisco, Tamaulipas y el Estado de México son los estados con mayor número de desapariciones, mientras que Campeche, Tlaxcala y Tabasco son los de menor incidencia. 

La cifra de personas desaparecidas o no localizadas en el estado de Colima asciende a mil 300 víctimas. Del total de registros, el 74.69 por ciento (971) corresponden a hombres; el 25.15 por ciento (327) a mujeres; en tanto que 0.15 por ciento de los casos (2) no se pudo determinar.


Los municipios con la mayor cantidad de personas desaparecidas en la entidad son Manzanillo, Tecomán y Colima, con 362, 336 y 261 víctimas, respectivamente.

Estas estadísticas ilustran un panorama alarmante de violencia y desaparición que las madres buscan cambiar a través de su valentía y determinación.

Estas mujeres son un símbolo de fortaleza y resiliencia, pero el costo personal es inmenso. Ellas exigen justicia y una respuesta concreta del Estado que permita frenar la espiral de violencia y desapariciones que afecta a México. Sus historias son un recordatorio de que detrás de cada cifra hay una vida, una familia, y una historia que merece ser contada y, más importante, merece ser escuchada.

MARCHA PACÍFICA 

Las madres de desaparecidos convocan a la Marcha por las Madres Buscadoras y las Mamás Desaparecidas hoy, 10 de mayo, en la Ciudad de México y varias ciudades del país para exigir la búsqueda y la localización de sus seres queridos.

A través de redes sociales, colectivos invitan a la marcha “por quienes nos hacen falta” en este Día de la Madre.

El evento se realizará en el marco de la Unificación Nacional de Familias Buscadoras de México y Centroamérica.

En la ciudad de Colima, la convocatoria es en la “Plaza de los desaparecidos” (Piedra Lisa), a las 5 de la tarde; se pide que las personas vayan vestidas de blanco y lleven el retrato de su familiar desaparecido.

Después de la marcha, se invita a acompañar a las madres buscadoras a misa en Catedral, a las 7 de la noche.

Sandra Patricia Sevilla Trujillo



431 Vistas