Cargando



Inicia temporada de lluvias y ciclones para el Pacífico



Foto Internet

Miércoles 15 de Mayo de 2024 7:19 am

+ -


Inició en el Océano Pacífico la temporada de huracanes 2024, misma que se prevé un 10 por ciento más intensa que la del promedio histórico de 15 fenómenos hidrometeorológicos con presencia en el litoral donde se ubica Colima.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) pronostica que en el presente ciclo podrían formarse entre 15 y 18 sistemas. De ellos, entre ocho y nueve serían tormentas tropicales; cuatro o cinco llegarían a huracanes categoría 1 y 2.

Refiere que otros tres o cuatro serían categoría entre 3 y 5, considerados los más peligrosos por sus fuertes rachas de viento de más de 250 kilómetros por hora, así como las lluvias torrenciales que generan.

Entre los estados con mayor riesgo de impacto en el Pacífico no figura Colima, como sí lo hacen Baja California Sur, Sinaloa y Oaxaca, con 13.5; 10.3 y 5 por ciento de probabilidad de enfrentar un huracán.

La Temporada de Lluvias y Ciclones Tropicales 2023 se ubica como la quinta más activa de los últimos 50 años, debido a que durante ese ciclo se desarrollaron 37 sistemas en los dos litorales. De esos, ocho impactaron en territorio nacional.

En el Océano Pacífico se pronosticaron de 16 a 22 ciclones tropicales con nombre, registrándose 17. De ese total, siete fueron tormentas tropicales, dos huracanes categoría 1 ó 2, y ocho huracanes categorías 3, 4 ó 5.

Fueron seis los fenómenos que impactaron en el litoral del Océano Pacífico: la tormenta tropical Max, así como los huracanes Beatriz, Hilary, Lidia, Norma y Otis.

El Monitor de Sequía en México, elaborado por la propia Conagua, menciona que el 92.4 por ciento del estado de Colima se encuentra en una condición anormalmente seca, además, otro 4.9 por ciento presenta una sequía moderada.

Tales grados de sequía pueden ocasionar el retraso de la siembra de los cultivos anuales, un limitado crecimiento de los cultivos o pastos y existe el riesgo de incendios; también se presentan algunos daños en los cultivos y pastos, bajos niveles en ríos, arroyos, embalses, abrevaderos y pozos.

Mario Alberto SOLÍS ESPINOSA



845 Vistas