Cargando



Apuntes



MARIO CÁRDENAS DELGADO (ACPE)

Por Colima, sumar voluntades


Jueves 10 de Enero de 2019 7:27 am


“A diferencia de lo que ocurría en otros gobiernos, en el actual no habrá obras etiquetadas, porque ahí es donde se daban en buena parte la corrupción y los moches”, explicó Indira Vizcaíno Silva, delegada estatal de Programas Federales para el Desarrollo de Colima, durante la reunión que integrantes del Círculo de Analistas Políticos sostuvimos el viernes anterior con ella. Esta decisión es comprensible a la luz del gobierno morenista, que ha hecho de la cruzada anticorrupción una de sus principales banderas.

De acuerdo con la versión de la funcionaria, la modalidad estriba en que habrá bolsas para la operación de los programas sociales, la atención de necesidades de la población y la construcción de obras con recursos federales, pero al parecer esta información no ha llegado a los Gobernadores o no están conformes con las nuevas reglas de operación, como es el caso de José Ignacio Peralta Sánchez, que el fin de semana anterior manifestó su preocupación porque Colima no está incluido en proyectos federales importantes.

Ante esta circunstancia, el Mandatario colimense dijo que hay dos opciones: quejarse o ponerse a trabajar. “Elegimos ponernos a trabajar, y si el Gobierno Federal contribuye, lo vamos a agradecer, y si no, nos vamos solos, pero los proyectos deben salir, como los de La Campana y la restauración del Palacio de Gobierno. No podemos parar el estado sólo porque existe una visión federal distinta, que parece que deja a algunas entidades federativas al margen”, postura audaz, pero no es lo más conveniente.

Como tampoco esta otra: “Por la forma de trabajar del nuevo Gobierno Federal, todas las gestiones deberán hacerse en oficinas centrales, pues las representaciones en los estados y sus funciones quedaron de manera muy secundaria”, lo que choca con lo que Indira dice sobre su función como coordinadora de todas las representaciones federales, por la cual tendrá injerencia en las funciones, atribuciones y los recursos que ejercerán, así que su función no es tan secundaria, como asegura el Gobernador.

Por lo que toca a Indira, durante el coloquio con ella pregunté cómo es su relación personal con Nacho, dejando claro que es absolutamente institucional, lo que implica que habrá coordinación en los temas que así lo requieran, pero nada más. Lo bueno es que ambos han manifestado su disposición para trabajar por el bien de los colimenses, marco en el que encaja la expresión de uno de los colegas: “Si hay discrepancias en el quehacer político deben superarse, porque la división entre actores que tienen bien definidas sus áreas de trabajo y sus responsabilidades no es saludable cuando hay tantos problemas por resolver”. Estoy de acuerdo.

He tenido oportunidad de dialogar con Indira y José Ignacio desde que tenían otras responsabilidades públicas, mi impresión sobre ambos es que son servidores públicos proactivos, inteligentes, visionarios, comprometidos y bien intencionados, por lo que no creo que sea difícil que se coordinen para trabajar en equipo y sumar voluntades, capacidad y trabajo en aras de que a Colima le vaya mejor. Tienen casi 3 años por delante para hacerlo. Ojalá así sea.

En la reunión con los analistas, Vizcaíno se refirió a otros temas de interés público, como el dato de que Colima es de los estados más beneficiados con el incremento de participaciones a los estados y municipios, con más de 2 mil 500 millones de pesos, y que este año se instalarán 36 centros integradores que funcionarán como ventanillas del Gobierno Federal, para solicitar información sobre los distintos programas, así como en el marco del programa Jóvenes Construyendo el Futuro, 10 fábricas de innovación en los municipios.

Respecto de las dependencias federales bajo su tutela, aseguró que no habrá despidos masivos, pero sí reorganización, de acuerdo con la operación de los nuevos programas; que una de sus principales funciones será reportar a Gabriel García Hernández, su coordinador general, los actos de corrupción que ocurrieren en las dependencias federales; que AMLO está interesado en atacar la inseguridad desde lo social, yendo a las causas y no a los efectos, y que desaparecen las áreas administrativas y de Comunicación Social de las anteriores delegaciones, para dar paso a una sola instancia, en cada caso.

Además, que el Gobierno Federal garantizará recursos para becas de estudiantes de educación media superior y licenciatura, y mayor presupuesto para el programa de adultos mayores en situación de vulnerabilidad; que seguirá fortaleciendo el contacto diario con la sociedad y pondrá todo su empeño para que ésta recupere la confianza en el gobierno, para lo cual se trabajará con transparencia y honestidad. No podía faltar la pregunta sobre sus aspiraciones políticas, la gubernatura, en particular, ante la cual respondió tajante: “es un tema que no me ocupa ni preocupa. Por ahora me concentraré en hacer bien mi chamba”. Hace bien, porque esta es la mejor política, y puede darle frutos. Al tiempo.


Puyazo Muy mal que el Gobierno Federal provocara escasez de gasolina en varias entidades, para sustentar el combate a los huachicoleros. Debió meditar primero en el daño económico y social que provocaría con esta ocurrencia. Hasta parecía que estábamos en tierra de su cuate Maduro.


apuntesmario@hotmail.com