Cargando



Letras y números



JOSÉ ÁNGEL BRAMBILA LEAL

Culiacán es nuestro México


Lunes 21 de Octubre de 2019 7:09 am


NADIE pudo dormir esa noche. Los habitantes de la ciudad estaban como aturdidos y fuera de sí por las detonaciones y ráfagas de ametralladora que a lo largo del día anterior sonaban por dondequiera y es por eso que la mañana del viernes no había valientes que se atrevieran a salir de sus casas. La soledad de las calles era sobrecogedora. Las imágenes daban cuenta de que no había un solo ser viviente a lo largo de las principales avenidas, como si hubieran sido avisados de que la capital sinaloense sería bombardeada y todos la habían abandonado al instante, dejando todas sus pertenencias.

La violencia que a lo largo del día se apoderó de la población, el pasado jueves, hizo que sus moradores vivieran horas de pánico inenarrables, tal como la viven millones de personas en países donde la guerra se ha vuelto cotidiana, aunque no por ello menos dolorosa. Como la están padeciendo en Yemen, uno de los países más pobres del mundo, azotado por el cólera y la hambruna y donde 85 mil niños han muerto por mala nutrición; o en Siria, donde sus habitantes ni siquiera saben los motivos de su tragedia, o en Afganistán, país que desde hace 18 años vive la catástrofe de haber sido señalado por George Bush, cuando la caída de las Torres Gemelas.

Lo sucedido en Culiacán va más allá del señalamiento de culpas. Cuando se escucha el repiquetear de las ametralladoras y los disparos estallan a una distancia mínima de donde tú estás resguardado, tirado en el suelo al igual que tu pequeña hija y tu hijito, quienes te preguntan que si ya se pueden levantar o por qué tienen que estar en el suelo, en lo único que estás pensando es cómo escapar de ese infierno sin que tus hijos sean alcanzados por una de esas balas que brotan de armas terroríficas que no sabes quién las dispara.

¿Qué importa quién dé la orden de que aquello se detenga, y si al hacerlo se libera a quien sea y si se viola o no, una Constitución que tantas veces ha sido vulnerada? Ya mañana habrá opiniones divididas acerca de si se tomó una buena o mala decisión y a nivel internacional México será señalado, por unos, como un estado sometido, pero también habrá opiniones que juzgarán la actuación del Presidente como sensata, reflexiva y madura. A ti, que sabes con plena conciencia que en cualquier instante una bala puede herir a uno de tus hijos todo eso te vale un comino. Yo en tu lugar pensaría exactamente igual.

Claro que después de esto vendrán las sentencias contundentes, tanto de la prensa crítica y de sus enemigos reales, como de la opinión pública con capacidad para analizar. Claro que faltó inteligencia militar y estrategia de quienes dirigen las diversas instancias de seguridad. Lo que valdrá la pena preguntarse es si servirá este suceso para establecer un punto de quiebre entre los 11 meses que han transcurrido del actual gobierno y los 47 por sobrevenir, ya que gobernará 2 meses menos que los gobernantes anteriores. 

Hasta hace poco tiempo se podía pensar igual que la frase del literato español Rafael Chirbes. “A la gente le da todo igual; mientras no le tiren la basura del otro lado de la tapia, ni le llegue el olor de podredumbre a la terraza, se puede hundir el mundo en mier…”. Ojalá y sucesos dolorosos como el presente sirvan para la unidad de los mexicanos. Esperemos…

PADRE NATI: El sábado pasado, así como si hubiese sido ayer, se cumplieron 7 años de ausencia de nuestro querido Padre Nati. El dolor de los últimos días se ha diluido para dar paso a los recuerdos, siempre vivificantes, de lo que fue su generosa vida. Una vida entregada totalmente a su ministerio, siempre con una alegría que manaba de su ejemplo a seguir, que era Don Juan Bosco: “Si queréis una vida alegre y tranquila, procurad estar siempre en gracia de Dios”… “¿Queréis estar siempre satisfechos y risueños? Es la obediencia la que nos lleva a esa alegría”. Amén. 


PD: ¿Gusta opinar? Lo espero en Las Mentadas… 


jbrambilaleal@yahoo.com.mx