Cargando



Indira, los retos



JUEVES POLÍTICO


Jueves 10 de Junio de 2021 6:57 am


LUEGO de su virtual triunfo en los comicios por la gubernatura, confirmado por el Conteo Rápido del Instituto Nacional Electoral (INE) y el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) del Instituto Electoral del Estado (IEE), Indira Vizcaíno Silva ya delinea una ruta de trabajo previo a su toma de posesión.

Entrevistada por Diario de Colima, la candidata de Morena-Nueva Alianza tiene claras varias acciones y estrategias que desarrollará antes del 1 de noviembre; una estrategia que le permitirá asumir con mayores fundamentos y conocimiento el ejercicio del poder.

Así, la virtual ganadora de la elección del domingo plantea la necesidad de escuchar, en mesas y foros de consulta que tendrán que organizarse en los próximos meses, la opinión y necesidades de la sociedad civil, para incluir todos esos conceptos en su plan de gobierno.

Resulta adecuada la intención de Indira Vizcaíno, pues si bien cuenta con un proyecto político ya estructurado, la visión de sectores como el empresarial, cultural, turístico, científico y otros, beneficiará la integración de un Plan Estatal de Desarrollo más ajustado a la realidad y las aspiraciones colectivas.

También contempla la elaboración y presentación ante el Poder Legislativo de una iniciativa de reforma a la administración pública del estado, con el objetivo de fusionar varias secretarías, eficientando el uso de recursos humanos y económicos.

Para el diseño de esa propuesta, la próxima gobernadora de Colima deberá, nuevamente, escuchar a los sectores involucrados, pues las decisiones unilaterales generarían un amplio descontento, no deseable en el primer tramo de la próxima administración.

De entrada la idea de evitar la duplicidad de funciones en varias dependencias y la obesidad burocrática no es mala, la pandemia ha demostrado que la administración estatal puede funcionar sin los complejos entramados gubernamentales que solo disparan el gasto en servicios personales.

En la entrevista con Diario de Colima, Indira Vizcaíno también subrayó la necesidad de revisar a fondo, en el proceso de entrega-recepción, la situación que guardan la finanzas estatales, a simple vista en un estado deplorable por el mal uso de los recursos que se extiende ya a lo largo de varios sexenios.

Tal como lo señala la virtual triunfadora de la elección del domingo, será necesaria una auditoría al gobierno de José Ignacio Peralta Sánchez, para conocer la magnitud del problema y si existen responsabilidades de funcionarios, se inicien los procesos administrativos o judiciales en su contra.

A la par de estos objetivos que se ha trazado para los próximos meses, Indira Vizcaíno tendrá que comenzar con la integración de un sólido equipo de colaboradores, pues hasta ahora no son visibles figuras destacadas que la acompañen en el enorme reto que está por comenzar.

La ex delegada de Programas de Desarrollo debe tener claro que para encabezar un gobierno de izquierda debe rodearse de gente con esa ideología y convicciones, pero también es viable que se incline por un gobierno más plural e incluya una mayor variedad de perfiles, el asunto es que ya es hora de comenzar a tomar esas decisiones.

Tablero político


TRAS darse a conocer los Resultados Electorales Preliminares, con el 100 por ciento de actas computadas, el tablero político en los municipios y en los distritos locales quedó variopinto, con algunas sorpresas notables y otros triunfos ya vaticinados.

No sucedió la ola morenista que se registró en los comicios de 2018, cuando el partido guinda obtuvo seis alcaldías y 15 diputaciones, pero ahora obtuvo el máximo cargo en la entidad, la gubernatura, con el triunfo de Indira Vizcaíno. Además cuatro ayuntamientos: Manzanillo, Tecomán, Armería y Coquimatlán, que serán encabezados por Griselda Martínez, Elías Lozano, Diana Zepeda y Leonor Alcaraz, respectivamente, esta última en coalición con Nueva Alianza.

Se trata de los municipios de la zona costera y uno del centro, en los que destacan el puerto y la demarcación limonera, el primero es el más poblado y el mayor generador de empleos, mientras que el segundo es uno los principales productores en la entidad, pero a la vez con mayor rezago social.

Por su parte, la coalición “Va por Colima” PAN-PRI-PRD obtuvo el triunfo en cuatro alcaldías, retiene la de Comala y Cuauhtémoc (del partido blanquiazul), y ahora recupera dos bastiones importantes, el municipio capital y Villa de Álvarez (actualmente de Movimiento Ciudadano), encabezados por Felipe Michel, Gaby Mejía, Margarita Moreno y Esther Gutiérrez, respectivamente.

Con los resultados de 2018 y 2021 en las alcaldías de Colima y Villa de Álvarez, se demuestra que la población de la zona conurbada no se ha convencido de las propuestas de Morena, mientras que MC no sólo pierde estas demarcaciones, no se lleva ninguna alcaldía ni diputación por mayoría relativa. Además de perder la gubernatura, yéndose hasta el tercer lugar, el partido de Leoncio Morán quedó fuera del mapa político. Desde su ruptura con el edil emecista de la Villa, Felipe Cruz, y la guerra sucia que emprendió en la campaña, se vino a pique. En cambio, el PVEM que comanda Virgilio Mendoza consiguió Minatitlán con Alejandro Mancilla y el PES Ixtlahuacán con Carlos Carrasco.

En las diputaciones locales, Morena ahora sólo obtuvo nueve, dos de ellas en coalición con Nueva Alianza: los distritos III y V, con Alfredo Álvarez y Myriam Gudiño. Los otros siete: del IX al XIII, más el XV y el XVI, representados por Sonia Hernández, Armando Reyna, Rubén Romo, Ana Karen Hernández, Isamar Ramírez, Viridiana Valencia y Julio Cano, respectivamente.

Mientras que la coalición PAN-PRI-PRD logró seis diputaciones, cuando en los comicios pasados sólo el PAN obtuvo una curul, aunque ya en la representación proporcional alcanzó dos más el blanquiazul y tres el PRI. Los distritos I y II fueron para Fernanda Salazar y Francisco Rodríguez; el IV, VI, VII y VIII para Miguel Ángel Galindo, Lizzie Moreno, Chuy Dueñas y Héctor Magaña. Quien dio la sorpresa con una diputación, el distrito XIV, fue el PVEM, con Lupita Montes de Oca.

De acuerdo al artículo 259 del Código Electoral del Estado, los partidos que hayan obtenido el 3 por ciento de la votación valida emitida a nivel estatal, se les asignará una curul por el principio de representación proporcional, por lo que además de los institutos que ganaron por mayoría relativa, el IEE podría otorgar las nueve diputaciones plurinominales entre al menos ocho partidos.

Aun así, Morena no alcanzaría la mayoría simple que requiere, 13 diputados, habrá que ver una vez que inicie y en su transcurso la nueva Legislatura, si algunos que obtuvieron pluris se vuelven satélites del partido guinda. Se ve complicado, por lo que seguramente tendrá que haber consensos. 

La candidata electa en la gubernatura tendrá que trabajar y coordinarse con las diferentes fuerzas políticas que componen la entidad, en los municipios y el Poder Legislativo, para lograr el desarrollo y bienestar de los colimenses.

Reacomodo de fuerzas


LA elección de este domingo demostró que la verdadera encuesta se da en las urnas el día de la jornada electoral, pues infinidad de sondeos y ejercicios levantados semanas y meses antes, se equivocaron y sus resultados quedaron muy lejos de la realidad.

Por ejemplo, muchos sondeos, incluidos de prestigiadas casas encuestadoras proyectaban que Morena obtendría el triunfo únicamente en seis de las 15 gubernaturas en juego, inclusive, en el propio cuarto de guerra de los morenistas se estaban resignando a esos posibles resultados y, sin embargo, la noche del domingo ya se conocía que el partido lopezobradorista había ganado 11 gobiernos estatales.

A partir de que se abrió el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) la noche del mismo domingo, se empezaron a perfilar los triunfos de Morena en Colima, Tlaxcala, Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Nayarit, Michoacán, Campeche, Zacatecas y Guerrero.

En algunas entidades, desde que se iniciaron las campañas candidatos del partido del Presidente se encontraban como favoritos en la preferencia electoral, como es el caso de Colima, Zacatecas y Guerrero, no obstante, en muchas otras las victorias morenistas fueron verdaderas sorpresa.

La coalición “Va por México” (PAN-PRI-PRD) impulsada por el empresario Claudio X. González y el ex líder de Coparmex, Gustavo de Hoyos, no logró frenar a Morena y a López Obrador. Sí avanzó al alcanzar más escaños en la Cámara de Diputados con relación a los comicios de 2018, sin embargo, con los resultados que se conocen hasta ahora, el obradorismo tendrá en la Cámara Baja –según las proyecciones tras los conteos rápidos, entre 190 y 203 curules. Si a esto se le une a los candidatos de los partidos aliados, PT y PVEM, tendría la mayoría simple de la Cámara de Diputados, con un rango entre 265 a 292 diputaciones, que son suficientes para aprobar el presupuesto.

Sin embargo, para reformas constitucionales, López Obrador, Morena y sus aliados tendrán que negociar con legisladores de PAN, PRI, PRD y MC, pues necesitarán 334 votos.

Es sano que el Presidente y su partido no cuenten con mayoría calificada, pues el país necesita equilibrio entre los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, para garantizar la gobernanza y evitar que el poder se concentre en una sola persona.

Ayer se iniciaron los recuentos de la elección de Gobernador en los Consejos Municipales de las 15 entidades donde se renovará el Ejecutivo, por lo que se esperan algunas variaciones en los números, pero no significativos, por lo que lo más seguro es que se confirmen las 11 gubernaturas para Morena; dos para el PAN, Querétaro y Chihuahua; una para MC, Nuevo León; y una para el PVEM-PT, San Luis Potosí.

El martes, los líderes nacionales del PRI, PAN y PRD, Alejandro Moreno, Marko Cortés y Jesús Zambrano, respectivamente, adelantaron que estos tres partidos se mantendrán unidos en un solo bloque legislativo en San Lázaro, para frenar los “caprichos presidenciales” y que sus diputados no darán sus votos “para reformas constitucionales que atenten contra el interés nacional”. Señalaron que pese al avance en 11 gobiernos estatales, Morena perdió 15 millones de votos.

En respuesta, ayer López Obrador señaló que aunque se unió la “maleantada”, los delincuentes de cuello blanco y los traficantes de influencias, el movimiento que encabeza ganó 11 de 15 gubernaturas, “nos fue remal”, ironizó.

Dijo estar muy contento “porque se unieron todos, bellísimas personas, finísimas personas, toda la maleantada, la delincuencia de cuello blanco, traficantes de influencias, medios vendidos, alquilados y el pueblo dijo: no, seguimos con la transformación”.

Los dimes y diretes en el recuento de triunfos y daños electorales es normal luego de la jornada electoral, sin embargo, es tiempo que los actores políticos, el Presidente, los líderes de los partidos, los candidatos ganadores y perdedores, la sociedad, todos, piensen únicamente en lo que viene, en trabajar en unidad para que el país siga avanzando, todos aportar la parte que le corresponda, para garantizar el desarrollo social, el crecimiento económico, la recuperación del empleo, la atención a la pandemia de Covid-19 y recuperar la seguridad y la anhelada paz de todos los mexicanos.

A la postre…


LA Universidad de Colima es una institución que enorgullece a los colimenses y ha sido fundamental en el desarrollo de nuestra sociedad. Sus miles de egresados contribuyen a ese crecimiento en los ámbitos científicos, políticos, sociales, culturales deportivos y más.

Por eso es importante que exista una buena relación entre los tres niveles de gobierno y la máxima Casa de Estudios, como de parte de la institución hay la mejor disposición de que así sea con las autoridades electas el domingo pasado y que tomarán posesión en los próximos meses.

El rector de la UdeC, Christian Torres Ortiz Zermeño, declaró el lunes pasado que “la relación que se tendrá con las y los nuevos funcionarios de Gobierno, resultado del reciente proceso electoral, será siempre de apertura y disposición a trabajar de manera conjunta, como siempre hemos hecho en la institución con los gobiernos en turno, y en este caso no será la excepción”.

Ojalá y sea recíproco de parte de las autoridades, desde la futura gobernadora, Indira Vizcaíno Silva –egresada de esa institución–, hasta alcaldesas y alcaldes e integrantes del Congreso del Estado. Es lo mejor para Colima.

Crece notablemente la presencia de mujeres en los cargos de toma de decisiones. Los colimenses les dieron el triunfo a quien será la próxima Gobernadora, una Diputada federal, seis presidentas municipales y ocho de 16 diputadas de mayoría. Falta ver cómo quedan en el reparto de plurinominales, pero es un hecho que después de muchos años de luchar por la igualdad y equidad, hoy es una realidad.

Les corresponde ahora hacer un buen papel, como deseamos que suceda, en cada una de sus responsabilidades, al igual que deben hacerlo los hombres que fueron electos a diversos cargos.

Vaya un reconocimiento a todos los funcionarios de las 979 casillas instaladas en el territorio estatal. Su labor fue trascendental para el buen desarrollo de la jornada electoral y las horas que le dedicaron permitieron que los ciudadanos acudieran a las urnas a depositar su voto.

Fue menor el porcentaje de votantes del que se esperaba, pues desde hace varios procesos electorales, en el estado se rebasaba el 60 por ciento de participación. El domingo acudió a sufragar el 51.14 de registrados en el Padrón Electoral. Sin duda influyó la pandemia y que las medidas sanitarias que se aplicaron en las casillas, hicieron más lento el proceso, lo que a muchos desesperó y decidieron no esperar en las filas.

Se espera que la visita de la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, a México, el martes pasado, pueda traer beneficios a nuestro país. Por lo pronto, el presidente Andrés Manuel López Obrador y ella se comprometieron a trabajar bilateralmente en migración, seguridad, aviación y reforma laboral.

Fue una visita breve a Palacio Nacional, en donde ambos acordaron, también, cooperar en materia de desaparición de personas.

Un acuerdo fue que el gobierno de Joe Biden invierta en el sur del territorio mexicano mediante préstamos y el fortalecimiento de las cadenas de valor de cacao, café y ecoturismo, pero también trabajar en atender las causas de raíz que propician el movimiento de poblaciones.

Ambas naciones trabajan en estimular el desarrollo agrícola y programas para atender a los jóvenes de El Salvador, Honduras y Guatemala, creando así oportunidades económicas en dichos países, para con ello tratar de frenar la migración hacia Estados Unidos.