Cargando



?>

Oráculo político



PEDRO CASTILLO VALDEZ

Coli-Estafa


Jueves 22 de Septiembre de 2022 7:39 am


CON la adquisición que hizo el Gobierno Estatal de 32 mil 500 laptops para alumnos de secundarias públicas del estado se evidenciaron una serie de irregularidades en la compra y distribución del equipo, así como una deficiente elaboración de política pública que justifique el gasto de 250 millones de pesos. 

Con bombo y platillo, la gobernadora Indira Vizcaíno anunció la creación del programa Coli-Becas Computadoras, el cual consistía en dotar de una computadora portátil (laptop) a cada uno de los alumnos inscritos en secundaria pública del estado. 

Sin duda esta “idea” que surgió en un escritorio, careció de un sustento presupuestal y un objetivo educativo, debido a que si el estado tiene que recurrir a endeudamientos a corto y largo plazo para sostener sus compromisos financieros, surge la duda entonces de ¿cuál es la urgente necesidad de gastar en equipo de cómputo 250 millones de pesos que no se tienen?

En cuestión educativa, no existe ninguna justificación pedagógica del programa académico en escuelas públicas que refiera sobre la necesidad de que los alumnos de secundaria (¿por qué no los de preparatoria?) requieran de una laptop para alcanzar una mejora en su desempeño educativo.

Sin una evidencia empírica, ni estudio previo o caso de éxito que validara dicho programa, este Gobierno se aventuró en realizar la compra de 32 mil 500 laptops a un costo unitario de 6 mil 550 pesos más IVA; un precio por arriba de los mil 500 pesos a las que se encuentran en el mercado.

El tufo a corrupción se acrecentó una vez que la empresa a la que se le adjudicó esta compra a un sobreprecio, carece de especialidad en la comercialización de equipo de cómputo, condición que se evidenció con su incumplimiento en tiempo y forma con la entrega.

Así que como no hubo una política pública de por medio, es muy probable que las especificaciones técnicas de las laptops, los mecanismos de adquisición, la cantidad y el gasto de las mismas hubiesen sido otros y con mecanismos de evaluación que hubiesen podido evitar que estos equipos computacionales terminen vendiéndose en el mercado informal o en casas de empeño como sucede actualmente. 

Dado lo que acontece queda claro que este programa de regalar laptops es una Coli-Estafa, ya que solo funciona como culto al ego de la Gobernadora con el afán de revertir su mala imagen pública e índices bajísimos que tiene de popularidad. ¡Despierta, Colima!


CLARABOYAS


1.-  Puntualizar Es importante dejar en claro que las 32 mil 500 laptops que está entregando el Gobierno Estatal a los alumnos de escuelas secundarias públicas no son “gratis”, nos costaron 250 millones de pesos a los colimenses.

2.- Rebasados El lamentable suceso telúrico que vivimos en Colima el pasado lunes, evidenció la incapacidad del Gobierno Estatal y su oficina de comunicación social para enfrentar la emergencia.

3.- Civilidad Así que ante la ausencia de información oficial fue de nueva cuenta la sociedad civil y los medios de comunicación los que sacaron la casta, se organizaron y salieron avante orientando e informando a la población sobre qué hacer y qué medidas de seguridad tomar. 

4.- Reconstrucción En estos momentos de desastres naturales, los gobiernos morenistas extrañan los fideicomisos conservadores neoliberales como el Fonden.

¡Hasta la próxima!