Cargando



Se golpea en choque de Mexibús, le dicen que está bien y muere 4 días después



FOTO AGENCIA

Viernes 16 de Noviembre de 2018 5:47 pm

+ -

Miguel Ángel, joven de 31 años de edad, es uno de los pasajeros que viajaba en la unidad que chocó el pasado 9 de octubre.


Un acto de negligencia hacia un joven parece emerger tras el choque de una unidad de la Línea 1 del Mexibús contra de un puente peatonal, sobre la Avenida Nacional, entre las estaciones Cuauhtémoc Norte y Cuauhtémoc Sur, que dejó 10 heridos.

Miguel Ángel, joven de 31 años de edad, es uno de los pasajeros que viajaba en la unidad el pasado 9 de octubre y murió cuatro días después del accidente, tras una cirugía en los intestinos que se le perforaron por el fuerte golpe que recibió.

Ha pasado más de un mes del hecho y la empresa transportista, así como la aseguradora  han minimizado el caso argumentando que tienen que investigar si el joven viajaba en la unidad al momento del impacto, para efectuar la reparación de daños.

Brenda, hermana de Miguel, contó al portal A Fondo Edomex que el joven recibió un golpe en el vientre que le provocó un fuerte dolor, pero los paramédicos que lo atendieron en el lugar, solo lo revisaron y le dijeron que no amerita trasladado, y se podía ir.

Toda la tarde de ese día, Miguel tuvo el dolor por lo que no asistió a su trabajo el miércoles 10 de octubre y se quedó a reposar en su casa pensando que se le quitaría.

El 11 de octubre, el joven seguía con el dolor por lo que fue llevado al Hospital de Las Américas, donde luego de ser revisado, una doctora dijo a Brenda que tras practicarle un ultrasonido, él estaba bien, sin embargo llevaba la presión baja por lo que se quedaría dos horas en observación.

Cirugía necesaria tras el golpe

Salió del nosocomio y se dirigió a su casa. A las 05:30 de la mañana  del día siguiente, Brenda recibió la llamada de su padre, quien le informó que había llevado a su hermano al Hospital de Las Américas porque estaba muy grave.

Ella se preocupó porque un día antes ahí le habían dicho que estaba bien. Cuando ella llegó, su padre le dijo que Miguel estaba muy grave.

Y mientras el padre de Miguel Ángel se había trasladado al Ministerio Público en San Cristóbal, Ecatepec, a iniciar la denuncia contra la línea de Mexibús, Brenda fue notificada por los doctores que su hermano había entrado en estado de coma y estaba entubado, porque su intestino estaba fracturado desde el día que recibió el golpe y necesitaban intervenirlo quirúrgicamente.

Luego de casi cinco horas de  espera de ese viernes 12 de octubre, un doctor habló con su padre para solicitarle un medicamento que costaba 60 mil pesos, pero que no le garantizaba que con él el paciente mejoraría.

Sin ayuda del Mexibús

Brenda comentó que ante la falta de recursos económicos, su padre acudió a las oficinas del Mexibús a pedir ayuda en la compra de las medicinas, pero el personal de esa empresa solo lo atendió por las rejas y le informaron que el apoderado no se encontraba.

En tanto, en el hospital llamaron a Brenda para informarle que su hermano acababa de fallecer, y tuvo que controlarse para que entrara a verlo tan solo dos minutos.

“Sentí derrumbarme y no dejé de llorar al verlo, le dije párate, párate vámonos, los niños nos están esperando, le dije perdóname si te fallé, le besé las manos, le besé su frente y le dije que se parara y me sacaron del lugar”, narró.

Miguel fue sepultado en un panteón de la Ciudad de México, junto a su madre que falleció hace más de seis años.

Aseguradora los deja plantados

A un mes de la muerte del joven, el apoderado de la empresa del Mexibús dijo que será la aseguradora la que tiene que dar solución para realizar la reparación de daños, pero en la primera cita dejó plantados a Brenda y a su padre.

En la segunda reunión con una representante del seguro del Mexibús, comentó que les advirtieron que será un proceso largo, porque tienen que investigar si su hermano viajaba en la unidad del percance.

Además, comenta la mujer, dicen que han retrasado las ayudas a todos los heridos,  presumiblemente porque no le han tomado la declaración al chofer, sin importarles los gastos que están haciendo los afectados para resolver los  problemas de salud de las víctimas.

“Sé que no hay dinero que le devuelva la vida a mi hermano, pero quiero que su muerte no quede impune y que el Mexibús que ha abandonado a familiares de los lesionados,  asuman las consecuencias del accidente que le causó la muerte a Miguel Ángel y que a pesar de que hay video del accidente, ahora su justificación es que tienen que investigar si viajaba en la unidad “, final.

AGENCIAS



2451 Vistas